Oct 241971
 

Valentín Soria Sánchez.

Licenciado en Filosofía, en Derecho Canónico y en Filosofía y Letras

Existe en Jarandilla (Cáceres) el castillo-iglesia. Fue primitivamente fortaleza de los Templarios. Traemos algunos datos sobre los Templarios. La misión de los Templarios que comienzan el año 1118 era la de asegurar los caminos de todos los países por donde los peregrinos iban a Tierra Santa. La fundación de la orden se atribuye al caballero francés Hugo de Payens, o de Paganis, el año anterior, es decir el 1117 y su nombre viene del alojamiento que el rey de Jerusalén, Balduino II le dio en su palacio, llamado «Templo de Salomón». La orden fue aprobada en el concilio de Troyes y San Bernardo la protección y redactó su regla bajo el modelo de la del Cister.

Usaban manto blanco, como los cistercienses y llevaban una gran cruz roja. Se dividían en caballeros, escuderos y clérigos. Su jefe era el gran maestro. Los templarios acumularon bienes inmensos y estas posesiones les hicieron impopulares y provocaron la codicia de Felipe IV de Francia y sus legistas.

Para apoderarse de sus bienes Felipe IV entabló contra ellos un terrible proceso en 1307 en el que se les acusó de crímenes tremendos y fueron detenidos en masa en Francia. El proceso fue llevado al concilio de Viennes (no de Viena, como a veces se describe) y la orden fue suprimida por Clemente V. El gran maestre murió en la hoguera protestando de su inocencia y emplazando al rey ante el tribunal de Dios y los de la orden pasaron a manos del de Francia.

En Jarandilla allí unas ruinas de lo que fue el Monasterio franciscano de Santo Domingo «extra muros», junto al camino llamado «real» de Jarandilla a Guijo de Santa Bárbara.

El Conde de Oropesa y el señor de Jarandilla, don Fernando Alvarez de Toledo estaba casado con doña Leonor de Zúñiga, y llamó a su castillo al padre franciscano fray Juan de la Puebla. Este era hijo de los Duques de Plasencia, don Alonso de Zúñiga y doña Isabel Manrique. Su hermana doña Elvira caso cuando Alfonso Sotomayor, primer conde de Belalcázar, quien construyó allí un monasterio franciscano en 1476, y posteriormente el 16 de enero de 1488 se comenzó a construir un monasterio de monjas clarisas.

Fray Juan de la Puebla, y el conde de Oropesa pidieron al obispo de Plasencia la ermita de Jarandilla dedicada a Santo Domingo, y consiguieron de Alejandro VI que les facúltase para erigir un monasterio por el breve «lis fidelium nobis», de 14 de septiembre de 1493, cuya construcción duró dos años.

Al fallecer fray Juan de la Puebla fue nombrado guardián del monasterio franciscano de Jarandilla fray Juan de Guadalupe, antiguo jerónimo y nacido en la puebla de su nombre el año 1450, y que había estudiado Artes y Teología en la Universidad de Salamanca. Recibió el hábito franciscano en Hornachuelos el año 1491.

En Guijo de Santa Bárbara, he encontrado algunos datos sobre frailes del monasterio franciscano de Jarandilla. Al fallecimiento de don Ascencio Gorostidi Altuna, párroco de dicha población, el 27 de noviembre de 1966 fue encargado de la parroquia y de su interesante archivo y por investigar en sus viejos libros soy ahora miembro de la Asociación Archivística con sede en el Archivo Secreto Vaticano en Roma.

Fray Alonso de Rueda, del «convento de Santo Domingo, de Xarandilla» (en lo referente a la grafía, y para simplificar siempre pondremos jota, en vez de equis) bautizó en Guijo de Santa Bárbara el 14 de octubre de 1674. Fray Alonso Prieto Bautista el 27 de octubre de 1675.

Fray Juan Ibarra es procurador en Jarandilla, y bautiza en Guijo el día 20 de marzo de 1676. Fray Juan Briceño bautiza el uno de mayo de 1676. Fray José García bautiza el 16 de mayo de 1677. Fray Diego de León, bautiza el uno de agosto de 1676.

Encontramos bautizando el 19 de septiembre del mismo año a Fray Andrés del Toro. Fray Alonso de Esquivel bautiza el 10 de agosto de 1680, y fray Sebastián García Velasco, el 20 de octubre del mismo año. Fray Joseph Rodríguez, de «San Francisco de Jarandilla bautiza el día 24 de abril de 1681. Fray Francisco Fernández Adán, bautiza el 10 de agosto del mismo año.

Fray Tomás Benítez bautiza el 12 de abril del año siguiente. Fray Ignacio de Arriba bautiza el 24 de octubre de 1683. Fray Bernardo Moreno bautiza el 21 de septiembre de 1684. Fray Francisco de Talavera, bautiza el 3 de junio del año siguiente.

Fray Joseph García bautiza el 9 de agosto de 1689. Fray Juan Antonio bautiza el ocho de octubre de 1690.

Fray Juan de Cassasola bautiza el 24 de mayo de 1691. Fray Pedro Benítez bautiza el 10 de julio del mismo año. Fray Alonso Rodríguez bautiza el 23 de marzo de 1693. Fray Andrés Valencia del Azebo bautiza el 25 de marzo del mismo año. Fray Juan Benítez el 1 de mayo del mismo año. Fray José Márquez de Medina bautiza el 12 de abril de 1694.

Fray Juan Mateos bautiza el 23 de mayo del mismo año. Fray Juan de Cardeñosa bautiza el 13 de febrero de 1695.