Oct 011978
 

José Lozano Ramos.

Tres son las estatuas que tenemos en Trujillo en parques públicos, la de Francisco Pizarro conquistador del Perú la más celebre en la plaza Mayor, la de doña Margarita de Iturralde en el Paseo Ruiz de Mendoza y ya más moderna la de don Juan Tena historiador trujillano de este siglo en el Paseo del Campillo.

Pero cuando las vemos, por conocidas no nos hacemos estas preguntas ¿Porque están estas estatuas allí? ¿Quién las hizo? ¿Cuándo se pusieron? Etc. Preguntas que las mayorías de los trujillanos se hacen.

Este trabajo trata lo más posible de aclarar estas preguntas, no es otra mi intención.

UN POCO DE HISTORIA

En el libro de actas del Ayuntamiento de 1890 de 14 de abril el concejal D. Anselmo Blázquez pide se constituya una comisión para levantar un monumento a Francisco Pizarro, el señor de la Pelilla dice que es más económico poner a las calles el nombre de los conquistadores, en eso quedó todo[1].

Con motivo del centenario de Colón en 1892 en Huelva este trujillano «Ravioso» D. Anselmo Blázquez Pedraza dice que sí Bombita tiene una estatua ¿porque Francisco Pizarro no tiene una?.

En 1912 el alcalde don José Núñez el señor Estévez y D. Clodoaldo Naranjo abren una suscripción[2].

15 de mayo de 1913 se escribe un artículo titulado «Ahora o nunca» sobre la deuda que tiene Trujillo con Pizarro para elegirle un monumento. A los pocos días se reúnen en el despacho de don Juan Terrones unos amigos y se nombra una Comisión para organizar un festival para los primeros ingresos.

La Comisión Ejecutiva fue la siguiente:

Presidente don José Núñez Seco, Alcalde.
Vicepresidente, Juan Terrones López.
Contador depositario, José Salazar Núñez.
Secretario, Aurelia Torremocha López-Domínguez.
Vocales, Manuel Esteve Comandante militar.
Clodoaldo Naranjo, presbítero.
Antonio Orellana y los directores de La Opinión, El Eco de Trujillo, Dioclecio Mediavilla, José Damián Terrones, Antonio Guerra, Manuel García, Juan Fernández.

El 30 de julio se celebra en el despacho del Sr. Alcalde, tomándose los acuerdos siguientes, se nombran :

Presidente Honorario al Marqués de Albayda y nombrar dos comisiones, una para recaudar fondos, una para pedir a Diputaciones, Ayuntamientos, etcétera. Y otra para organizar festivales, el 7 de septiembre se celebra el primer festival recaudándose 1352,95 pta el 18 de diciembre se abre la suscripción y sube a 12.000 pta[3].

Se hace un boceto y se publican unas fotos de él, así como del autor de la estatua del primer proyecto, la estatua dice es así. Armadura de la época, cruzando su pecho con la banda sobre la cual ostenta la venera de la Orden de Santiago, concedida por Carlos V. En su mano derecha empuña la espada, mientras que con la otra enarbola la bandera española sobre ídolos paganos.

Tendrán 3 metros de Altura y será de bronce.

El Pedestal, una roca irregular de 4 a 5 metros de altura, en la parte lateral el escudo de Perú o el de Pizarro, en el frente una inscripción que dirá, la Comisión y se aprovechará el pilar de la plaza. Es la carta del autor D. Rafael Galán. Madrid 15 abril 1915.[4] D. Rafael galán nace en Madrid en 1871 y es autor de conocidas obras[5].

Antes de la carta de D. Rafael Galán, en julio de 1913 quedó constituida la Comisión Ejecutiva para la estatua de Pizarro, se dice en el artículo titulado «Nuevo impulso» y que el día 9 celebró sesión la junta[6].

La opinión pública por medio del semanario local se dirige a los Diputados para que trabajen sobre el monumento a Pizarro, también se publica una carta desde Cuba de D. Enrique Mesequez Díaz en el que aprueba el monumento[7].

Y como el proyecto tarda se publica un artículo que dice «Que hay del monumento a Pizarro.»[8].

Esto es en el año 1920 y el término del primer proyecto, pero he aquí que empiezan los rumores que dicen que una señora peruana se propone costear una estatua a Pizarro valorada en 200.000 pta, se pregunta el pueblo ¿será realidad?[9].

Un año después en 1925 se sabe que cuando el Duque de Alba estaba cazando tigres en África se encuentra con un familiar del Sr. Rumsey multimillonario y célebre filántropo norteamericano, gran admirador de Pizarro y escultor ya fallecido, y que en su testamento deja 100.000 dólares para que se fundiera la estatua hecha por él y se cediera a Trujillo.

El duque conoce a la viuda que está dispuesta a cumplir lo dicho por su esposo y habla con el Sr. Ortega y Gasset y D. Andrés Castellano para que se pongan en comunicación con Trujillo.

Trujillo nombra una Comisión para visitar al Duque de Alba que son:

D. José Núñez, alcalde de Trujillo.
D. José López Munera, arquitecto de la localidad.
D. Juan Terrones por La Opinión.
D. Luis Pérez Aloe por La Voz Regional.
El Marqués de la Conquista y Vizconde de Amaya por ser descendientes de Pizarro[10].

Y el 15 de enero de 1925 salen para Madrid D. José Núñez y colaboradores para visitar al Duque de Alba[11].

En el palacio de Liria se entrevistarán con el Duque de Alba en presencia de Ortega y Gasset[12].

Como la estatua estaba modelada el Duque de Alba llama a Benlliure para que le de su parecer, a lo que dice que le ha gustado[13].

Sabiendo los trujillanos que lo de la estatua está en marcha se empiezan a escribir artículos y poesías en donde sobresalen D. Marcelino González y G. Rubio «Goro» con su ¡Parece un sueño![14].

Y por fin llega a Trujillo Mrs. Rumsey a la que da la bienvenida Carmen Castillo, hospedándose en La Cubana, el 16 de abril de 1925 se espera al Duque de Alba[15].

Mrs. Rumsey habla con el arquitecto Sr. Pedro Muguruza sobre el sitio en que debía ponerse la estatua, a lo que dice, lo que la señora quiera, entonces Mrs. Rumsey decide que los señores de la Comisión, el alcalde don José Núñez, Andrés Castellano y D. Terrones opinen, a lo que dicen que sea el Duque de Alba decida y éste creyendo interpretar los sentimientos de Mrs. Rumsey, dice que se ponga en la Plaza Mayor y así quedó decidido, encargándose al Sr. Muguruza que hiciera dos bocetos uno en el centro y otro enfrente de la posada la Troya, D. Pedro Muguruza encarga al cantero trujillano Francisco Carrasco le tuviera unas piedras de cantería de muestra[16].

En La Opinión se publica un artículo de Fernando Gil Mariscal que quiere también tiene el seudónimo de Luis Bertrand en los periódicos de Madrid de La Voz, La Libertad e Informaciones en el cual se airea por toda España que Trujillo tendrá una estatua de su hijo Francisco Pizarro cedida por Mister Rumsey[17].

Anuncio: queda disuelta la Junta Ejecutiva del monumento a Pizarro, por hacerse a expensas de un señor norteamericano, toda persona que haya dado dinero lo puede retirar hasta el 15 de abril, sino se dará al Asilo o Conferencia de San Vicente de Paul[18].

El Sr. Muguruza mandará D. Andrés Castellano el proyecto de la estatua de Pizarro y que se colocará desde el atrio de San Martín al Mercado, la base es de 5 metros por 2 de frente y 3,5 metros de fondo el Sr. Castellano se lo entregará al Sr. Munera y éste al Sr. Carrasco, mientras el Sr. Muguruza marcha a París para ver la fundición[19].

D. Pedro Muguruza escribe desde París y dice que la estatua se está fundiendo por el mejor fundidor Rouard de la ampliación se encargarán Howard y Mac Comney excelentes artistas[20].

El 18 de marzo de 1927 llegarán a Trujillo dos camiones con el boceto de escayola de la estatua de Pizarro, el maestro carpintero trujillano Sr. Cancho hará un basamento de madera provisional para montar la estatua[21].

En la tarde del domingo llegó a Trujillo el Sr. Muguruza arquitecto encargado de la estatua de Pizarro con el Sr. Mario de Zayas apoderado en París de Mrs. Mari Rumsey, acompañados del alcalde don José Núñez y del arquitecto local D. José López Munera, D. Félix Álvarez y D. Juan Terrones estuvieron en la Plaza Mayor y quedaron donde se pondría la estatua que estaba en París, en compañía de 150 obras en una exposición del Sr. Rumsey donde se clausurará en junio.

Se inaugurará el 12 de octubre próximo y pesa 6.500 kilos es de dos piezas, una que forma el caballo y medio cuerpo del jinete hasta la cintura, y la otra el resto.

Las obras estarán terminadas para septiembre y la parte de albañilería y cantería estará hecho por trujillanos[22].

Biografía de Carlos Cary Rumsey, hecha por Rene Jean en el catálogo de la exposición de sus obras en París.

Nace el 29 de agosto de 1879 en Buffalo, estado de Nueva York. Hijo de una familia industrial, en 1893 acompaña su madre, al taller del célebre escultor norteamericano Pablo Bartlett que está en Europa, donde queda a sus órdenes por algunos meses.

En 1895 abandona París, en 1898 ingresa en la Universidad de Harvard. 1902 vuelve a París instalándose en el Barrio Latino, asistiendo a la academia de Colarossi, Julián y Fremiet, cuatro años después regresar a Norteamérica.

Muere en 1922 a los 43 años.

La exposición está en el Gran Palacio de París[23].

El maestro Mariño es el encargado de la albañilería, en la estatua de Pizarro, y para los actos que se avecinan se nombran dos comisiones.

Primera para visitar al Duque de Alba compuesta por el alcalde don José Núñez, López Munera, Vizconde de Amaya, D. Andrés Castellano y D. Juan Pérez Aloe.

Segunda comisión de festejos: que la componen, el Alcalde, Vizconde de Amaya, D. Juan Tena, Sr. Banos, D. Dioclecio Mediavilla, D. Agustín Duran, D. Manuel García Chamorro, D. Antonio Cancho, D. Agustín Moreno Casillas y D. Fernando Civantos[24].

Ya se sabe que la estatua llegará a la frontera del 10 al 15 del presente mes y que la colocará el célebre montador Sr. Cuatrochi[25].

Para la inauguración de la estatua de Pizarro se convoca un Concurso Literario.

Primera parte. Trabajos en prosa.

Primer tema, estudios biográficos de Francisco Pizarro.
Premio diploma y 500 pta.

Segundo tema, ideal es que impulsaron a Francisco Pizarro a la conquista del Perú.
Premio, diploma y 500 pta.

Tercer tema, importancia de Trujillo en la edad media.
Premio, diploma y 500 pta.

Segunda parte. Trabajos en verso.

Primer tema, composición poética a Francisco Pizarro.
Premio, diploma y 250 pta.

Segundo, tema, composición poética a la Vda. De Rumsey.
Premio, diploma de 250 pta.

Tercer tema, composición poética a Trujillo.
Premio, diploma y 250 pta[26].

Sobre 17 de agosto de 1927 llega la estatua de Pizarro, a la que acompaña el arquitecto Sr. Muguruza y el montador Sr. Cuatrochi[27].

A consecuencia del Concurso Literario el Sr. Ángel del Correo Extremeño de Badajoz dice que ya es hora de que los extremeños nos encarguemos de hacer esta clase de Concursos[28].

El Sr. Alcalde afirma que vendrá el Rey a la inauguración de la estatua de Pizarro[29].

Se recibe un cablegrama del alcalde de Lima, D. Andrés F. Dasso para que le represente el Vizconde de Amaya en la inauguración de la estatua de Francisco Pizarro[30].

La prensa americana se hace eco del Concurso Literario[31].

Sale a la calle el programa de actos que se celebrarán con motivo de la inauguración de la estatua de Pizarro[31a]. Como así los trabajos que han presentado al Concurso Literario que con motivo de la estatua se ha celebrado, que suman en total 57[31b].

Los trabajos premiados son:

Parte primera: Lema primero
Premiados, al Nº 18 lema: INCA SILU autor D. Luis Hernández Alfonso

Tema segundo:
Premio al trabajo Nº 10 A mi madre y a Trujillo, autor D. Fermín Corredor Lebrón.

Tema tercero:
Premio, al Nº 8, Bajo el arco de Fernán. Autor D. José García Morgado.

Parte segunda.

Tema primero:
Premio a la poesía Nº 10 autor R. Padre Conrado Rodríguez. Agustino.

Tema segundo:
Premio al Nº 56, In memoriam tuam. Autor D. Ricardo G. Salavert.

Tema tercero:
Premio, se declara desierto.

Accesit de la segunda parte. Hispania Victrix. Autor Fr. Juan Gil Prieto.

El jurado estaba compuesto por:
José Núñez, P. Juan Urquiola, Ramón Escalada Hernández, D. Juan Tena Fernández, Fernando Civantos y D. Juan Terrones[31c].

Pero la estatua no se inaugurará oficialmente por enfermedad de la Sra. Rumsey[32]. Ya que el 15 de octubre es operada en Nueva York[33].

Con todo preparado, incluso con las inscripciones, idea de Ortega y Gasset se demora la inauguración hasta que la Sra. Rumsey mejore. Pero como pasa el tiempo el célebre «Juan Pérez» escribe una poesía titulada «Que hay de Pizarro»[34] más tiene que pasar más de un año en 1929 cuando se recibe una carta de Mari Harriman Rumsey diciendo que vendrá a la inauguración[35] pero llega antes L. D. Rumsey madre del difunto y autor de la estatua para ver la obra de su hijo[36]. Se publica la fecha oficial de la inauguración de la estatua de Pizarro será el 2 de junio de 1929[37] que se aplazó el 12 de octubre de 1927.

A Mari Harriman se la nombrará hija adoptiva de Trujillo y D. José Ordóñez Valdés profesor de la escuela de artes y oficios de Madrid ha hecho el pergamino que se la regalará, el texto dice:

«Trujillo, Ciudad Española de la provincia de Cáceres y cuna del célebre Conquistador Francisco Pizarro, interpretando los sentimientos de estimación y gratitud de todo el vecindario, ante el espléndido obsequio recibido de la respetable dama americana Mrs. Mari Arriman viuda de Mr. Charles Rumsey con la erección de un magnífico monumento para perpetuar la memoria de aquel.

Ha acordado nombrar a dicha Sra. hija adoptiva de Trujillo y hacerlo así constar documentalmente para ofrecer a la generosa donante un testimonio de la alta consideración que merece a la ciudad agradecida.

Y el cumplimiento de lo acordado se extiende el presente Título que firman los miembros de la Corporación Municipal.

Trujillo Mayo 1929, encabeza D. José Núñez[38].

Se suspende la corrida que iba haber con motivo de la inauguración de la estatua de Pizarro por el veto de los toreros la empresa era «Dominguín»[39].

A la inauguración asisten los Infantes don Alfonso de Orleans y doña Beatriz, el Presidente del Consejo de ministros, General Primo de Rivera la dama Mrs. Mari Harriman Rumsey, el Excm. Sr. Duque de Alba, Obispo de Plasencia, Capitán General de la 7 Región D. Federico Berenguer, Embajadores, el Somatén de Trujillo con su capitán D. Félix Olivan y el cabo Manuel la Calle.

El monumento es de piedra del berrocal y de la sierra de Santa Cruz mide de altura 5 mts. por 2 de frente y 3,50 de fondo, su estilo es renacentista, a los costados las armas de los Pizarros y el de él Conquistador y en el frente una lápida en piedra de Novelda, poner Francisco Pizarro, Conquistador del Perú, y al lado opuesto se lee:

Carlos Rumsey de New York Estados Unidos labró la estatua, la Sra Rumsey la donó a la ciudad de Trujillo año 1927.

La plaza estaba adornada los cuatro ángulos, de la plaza se usaban las banderas de España, Perú, y Estados Unidos, en el Castillo ondeaba la bandera Española, en bombilla se dibujaba el Ave Maria.

El día antes llegó de Cáceres la Compañía de Infantería del Regimiento de Segovia con bandera y música.

La escuadrilla de aviones que desfilaron estaban mandados por el Marqués de Borja[40].

Los canteros de la estatua fueron, Valentín Cabello y Lorenzo Guerrero hicieron los escudos, Fernando Guerrero la fuente que está al lado de la estatua, Juan «Monja» y Andrés «Pelele» y Francisco Carrasco las escalinatas, Francisco Servan era aprendiz le daban tres pesetas[41].

ESTATUA DE DOÑA MARGARITA DE ITURRALDE

así como en la estatua de Pizarro tuvo que ver un periodista en esta también tiene su parte, ya que el Sr. Parrilla es el que lanzó la idea del Homenaje, estatua y nombre de la calle a esta insigne bienhechora, era director de «Ensayos» que se publicó durante un año[42].

Se realizó el homenaje así como la estatua, cuyo autor fue y es ya que vive D. Gabino Amaya pero no se puso en ningún sitio[43].

Ya que el Marqués del Vado del Maestre escribe una carta fechada el 28 de mayo de 1928 en la que dice que la estatua de doña margarita de Iturralde debe ponerse en el Paseo Ruiz de Mendoza en vez de estar arrinconada[44].

Los canteros así como la piedra fue así, se puso piedra del berrocal pero no convino porque se necesitaba piedra que hiciera juego con el bronce. Se trajo de Ruanes ve una cantera que se había hecho para la carretera. Lo hizo el cantero maestro Antonio Guerrero siendo aprendiz Fco. Servan[45].

ESTATUA DE D. JUAN TENA FERNÁNDEZ

Como primera noticia, se dice que se proyecta un homenaje a D. Juan Tena y se aceptan donativos, como primera cifra se dice 5.200 pta.[46].

Dicho homenaje se hace el 13 de mayo de 1973[47].

El monumento de don Juan Tena esta hecho por parte de la cantería por Francisco Servan cantero trujillano y la escultura por don Fernando Mayoral de Valencia de Alcántara, catedrático del Instituto Becquer de Sevilla.

Hablaron el párroco D. Florián R. Pizarro así como el alcalde D. Jacinto de Tapia[48].


NOTAS:

[1] La Opinión nº 441 de 1 junio 1916.

[2] La Opinión nº 892 de 22 enero 1925.

[3] La Opinión nº 441 de 1 junio 1916.

[4] La Opinión nº 441 de 1 junio 1916.

[5] La Opinión nº 441 de 1 junio 1916

[6] La Opinión nº 586 de 13 marzo 1919.

[7] La Opinión nº 599 de 22 junio 1919

[8] La Opinión nº 636 de 26 febrero 1920.

[9] La Opinión nº 880 de 30 octubre 1924.

[10] La Opinión nº 889 de 1 enero 1925.

[11] La Opinión nº 891 de 15 enero 1925.

[12] La Opinión nº 892 de 22 enero 1925.

[13] La Opinión nº 892 de 22 enero 1925.

[14] La Opinión nº 895 de 12 febrero 1925

[15] La Opinión nº 904 de 16 abril 1925.

[16] La Opinión nº 905 de 23 abril 1925.

[17] La Opinión nº 926 de 6 agosto 1925.

[18] La Opinión nº 943 de 14 enero 1926.

[19] La Opinión nº 958 de 29 abril 1926.

[20] La Opinión nº 966 de 24 junio 1926.

[21] La Opinión nº 1005 de 24 marzo l927.

[22] La Opinión nº 1012 12 mayo 1927.

[23] La Opinión nº 1018 de 23 junio 1927.

[24] La Opinión nº 1023 de 28 julio 1927.

[25] La Opinión nº 1024 de 4 agosto 1927.

[26] La Opinión nº 1025 de 10 agosto 1927.

[27] La Opinión nº 1026 de 18 agosto 1927.

[28] La Opinión nº 1028 de 1 septiembre 1927.

[29] La Opinión nº 1029 de 8 septiembre 1927.

[30] La Opinión nº 1030 de 15 septiembre 1927.

[31] La Opinión nº 1031 de 22 septiembre 1927.

[31a] La Opinión nº 1032 de 29 septiembre 1927.

[31b] La Opinión nº 1033 de 6 octubre 1927.

[31c] La Opinión nº 1035 de 20 octubre 1927.

[32] La Opinión nº 1038 de 10 noviembre 1927.

[33] La Opinión nº 1032 de 29 septiembre 1927.

[34] La Opinión nº 1055 de 8 marzo 1928.

[35] La Opinión nº 1116 9 mayo 1929.

[36] La Opinión nº lll6 9 mayo 1929.

[37] La Opinión nº 1119 de 16 mayo 1929.

[38] La Opinión nº 1117 de 16 mayo 1929.

[39] La Opinión nº 1ll9 de 30 mayo 1929.

[40] La Opinión nº 1120 de 6 mayo 1929.

[41] Contado por Fco Servan.

[42] La Opinión nº 785 de 4 enero 1923.

[43] La Opinión nº 805 de 24 mayo 1923.

[44] La Opinión nº 858 de 29 mayo 1924.

[45] Contado por Fco Servan.

[46] La Opinión nº 3399 de 26 abril 1973.

[47] La Opinión nº 3402 de 17 mayo 1973.

[48] La Opinión nº 3403 de 24 mayo 1973.