Dic 052020
 

José Luis Barrio Moya

Instituto de Estudios Madrileños

 

El día 28 de febrero de 1789 y ante el escribano Francisco Javier Ramiro, don Andrés Nicasio González otorgaba carta de pago a favor de doña Magdalena Paredes Diaz de Maya, por los bienes que aquella señora aportaba al matrimonio que ambos iban a contraer en fecha próxima.

Don Andrés Nicasio González había nacido en Madrid, siendo hijo de don Fermín Nicasio González y doña Ángela de Salazar, ambos asimismo madrileños.

Por su parte doña Magdalena Paredes era natural de la localidad cacereña de Alía, como hija de don Francisco Paredes y doña Luisa Diaz de Maya, vecinos de la misma población y viuda de don Luis de Godoy.

            Con motivo de su segundo enlace doña Magdalena Paredes Diaz de Maya confesaba que se halla con diferentes bienes muebles que prometió llevar y entregarlos al otorgante por dote y caudal suyo propio para ayuda a superar las cargas del matrimonio con tal que le realize la correspondiente ecritura de dote y recibo de pago. [1] 

            La dote de la señora cacereña incluía pinturas, muebles, utensilios de cocina, ropas y vestidos, objetos de plata y una pequeña biblioteca sumamente curiosa por sus fondos.

 

PINTURAS Y MUEBLES.-

primeramente una Concepcion, 100 rs.- yd nueve quadritos chicos con varios santos, marcos dorados y tallados, 54 rs.- yd dos espejitos con luna de a tercia y talla dorada, 48 rs.- yd dos repisas chicas doradas, 30 rs.- yd un friso da la chimenea con media caña dorada, 30 rs.- yd quatro quadritos como de tercia, marcos dorados y tarjetas,, las dos laminas y las otras dos estampas de papel, 52 rs.- yd ocho taburetes chicos y seis grandes con las asientos de damasco de lana encarnados, los primeros a catorce reales, los segundo a veinte,232 rs.- yd un buro de cedro como poco mas que vara de ancho con sus tres cajones y herrage dorado, yngles, con cerradura y llaves, 320 rs.- yd una papelera de pino cubierta de palo santo con con gabetas, cerraduras y llaves, corriente, 60 rs.- yd un cofre de baqueta con dos cerraduras y tachuela dorada, 60 rs.- yd un cofre de baqueta con dos cerraduras y tachuela dorada, 60 rs.- yd una mesa redonda de cedro como de a vara, 30 rs.- yd seis cortinas de damasco de lana encarnadas con veinte una varas, 210 rs.- yd quatro cenefas color porcelana, filetes dorados, 24 rs.- yd quatro varillas de fierro chicas, 14 rs.- yd una Virgen del Sagrario marco de madera, 16 rs.- yd otra ymagen de Belen, 30 rs.- yd un marco de la Virgen de Monserrat, estampa de papel, 2 rs.- yd un quadro de San Josef, marco dorado, 12 rs.- yd un quadrito de Santa Maria Magdalena, 10 rs.- una cama de seis tablas dada de verde, 24 rs.- yd un cofre biejo de badana con su cerradura y llave, 18 rs.- yd dos papeleres, la una de pino con dos puertecillas, mesita de nogal, sin llave, y la otra con llave, 40 rs.- yd una mesita de pino chica para velador, 6 rs.- yd una camilla para enjugar ropa , 12 r.- yd una escalera bieja con nueve peladaños, 4 rs..- yd un rostrillo bueno, 40 rs.

ESPETERA.-

Bajo este epígrafe se recogían todos los utensilios de cocina que doña Magdalena Paredes llevaba en su dote, todos realizados en hierro, barro, cobre y azófar, tales como fregaderos, tinajas, espumaderas, palmatorias, tajos, peroles, sartenes, cazos, peroles, chocolateros, candeleros, planchas, velones, asadores, parrillas, almireces, braseros, salvillas y bacías.

ROPA BLANCA Y VESTIDOS.-

Aquí se incluían vestidos de tafetán y seda, desavillés, guardapiés, basquiñaas, manteletas, mantillas, pañuelos, colchas, cortinas, sábanas, manteles, servilletas, paños de manos, enaguas, camisas y almohadas.

PLATA.-

yd una copa chica de cobre, antigua, como de peso de seis ilibras, 30 rs.- una campanilla de plata de peso de quatro onzas, 80 rs.- yd una evilla chica de corbatin, 8 rs.- yd un San Antonio en una urnita de plata, de dije, 14 rs.- yd un relicario engastado en plata de varias reliquias, 21 rs.- yd una medalla grande de Jesus Nazareno y la Virgen de los Dolores, 30 rs.- yd una Virgen de las Mercedes de plata afiligranada, 12 rs.- yd un rosario estrellado con una cruz de Jerusalen y una medalla de plata de la Virgen del Prado de plata, 16 rs.- yd otro rosario estrellado con una medalla de plata de la Virgen del Sagrario, 12 rs.- yd otro rosario de venturina con una medalla de plata de la Virgen de Guadalupe maciza, 26 rs.- yd un cupidito del cuello, 60 rs.- yd una pulsera de piedras de Francia, 30 rs.- yd un quadrito de San Juan bordado en seda, 10 rs.- yd un lignum crucis pequeño engastado en plata, 10 rs.- yd quatro cubiertos grandes de plata, pesan veinte y una onza y tres ochavas, 416 rs y tres octavos.- yd un cuchillo de mango de plata, pesa dos onzas y media, 123 rs y 3 quartillos.- yd dos cajas de plata, una mediana y otra chica, 60 rs.- yd una sortija de oro con una esmeralda y seis chispas de diamantes, 50 rs.- yd un cupìdito de oro para el cuello, 60 rs.

LIBROS.-

Doña Magdalena Paredes llevó a su segundo matrimonio una pequeña biblioteca en la que se registraban las obras de sor María de Ágreda, sor Juana Inés de la Cruz, la portuguesa sor María do Ceu, Cristóbal Fonseca, fray Antonio Arbiol, fray Luis de León y fray Luis de Granada. Pero junto a todos aquellos autores de tema religiosos, no deja de ser sorprendente encontrar obras de tipo profano como las Novelas ejemplares, de Miguel de Cervantes o las Novelas amorosas y ejejmplares, de María de Zayas y Sotomayor, o de tema jurídico, como la Curia eclesiástica, de Francisco Ortiz de Salcedo.

Pero los libros más curiosos de la biblioteca de la dama cacereña fueron dos obras de dos autores que fueron acusados por la Inquisición de criptojudaísmo, como fueron Rodrigo Méndez Silva y Antonio Enríquez Gómez.

Es por todo ello que siempre que los investigadores se enfrentan a la problemática de estudiar las bibliotecas femeninas del Antiguo Régimen, la cuestión se presenta siempre sumamente compleja.

En primer lugar hay que tener en cuenta que durante muchos años las mujeres, aunque fueran de la nobleza, quedaban fuera de la cultura libresca, tanto por ser la mayoría de ellas analfabetas, muchas no podian firmar documentos por no saber hacerlo, y las pocas que sabián leer y escribir se encontraban con la oposición de la   Iglesia, que solamente les permitián libros de devoción o de vidas de santos, muchas de ellas del todo inventadas. Pero dentro de ese contexto muchas mujeres, tanto religiosas como laicas, pudieron dar rienda suelta a sus aficiones literarias como muy bien ha demostrado María Isabel Barbeito Carneiro en una obra memorable [2]

            Volviendo a la biblioteca de doña Magdalena Paredes no hay que olvidar que era viuda de don Luis de Godoy, por lo que es más que probable que aquella hubiera pertenecido a su primer difunto marido y que pasase a sus manos por herencia del mismo. No se puede desdeñar que doña Magdalena Paredes pudiera leer las exqusitas poesías de fray Luis de Léon o de sor Juana Inés de la Cruz, e incluso las novelas de Miguel de Cervantes y María de Zayas y Sotomayor, pero dudamos que ni el Catálogo Real de España, de Rodrigo Méndez Silva, ni la Mystica ciudad de Dios, de sor María de Jesús de Ágreda, con sus disparatadas ideas sobre la vida de la Virgen, fueran obras entendibles para una dama del siglo XVIII, por muy culta y leída que fuera.

yd seis libros de la Madre Agreda (sor María de Jesús de ÁGREDA.- Mystica ciudad de Dios, milagro de su omnipotencia y abismo de la gracia, Madrid 1670), 80 rs. [3]

– yd dos tomos de la vida de Christo (Crsitóbal FONSECA.- Primera parte de la vida de Christo Señor Nuestro, Toledo 1596), 20 rs. [4]

– yd tres libros, uno Desengaños misticos, otro de la vida de San Francisco de Paula y otrom Guia de pecadores (fray Antonio ARBIOL.- Desengaños mísitcos a las almas detenidas o engañadas en el camino de la perfección, Zaragoza 1706) [5].

Paolo REGIO.- Vida y milagros de san Francisco de Paula traducido del italiano en castellano por fray Francisco de las Cuevas, Sevilla 1585).

– fray Luis de GRANADA.- Guía de pecadores, Salamanca 1556), 18 rs.

– yd otro Historia de Nuestra Señora de la Almudena (Juan de VERA TASSIS Y VILLARROEL.- Historia del origen, invención y milagros de la sagrada imagen de Nuestra Señora de la Almudena, Madrid 16929, 10 rs. [6]

– yd otro tres obras de la Madre Sor Juana (sor Juana Inés de la CRUZ- Obras, Sevilla 1692), 20 rs. [7]

– yd otros tres Novelas de Zayas, otro Poesias varias y otro Catalogo Real de España (María de ZAYAS Y SOTOMAYOR.- Novelas amorosas y ejemplares, Zaragoza 1637) [8] ,. Rodrigo MÉNDEZ SILVA.- Catálogo real y genealógico de España: ascendencias y descendencias de nuestros católicos príncipes y monarcas, Madrid 1645), 20 rs. [9]

– yd otros dos obras de la madre Ceo (sor María do CEU.- Obras varias y admirables corregidas e intituladas por Fernando de Setién Calderón de la Barca, Madrid 1744), 8 rs. [10]

– otro Curia eclesiastica (Francisco ORTIZ DE SALCEDO.- Curia eclesiástica para secretarios de prelados, iuezes eclesiásticos, nortarios apóstolicos, ordinarios, latinos y visitadores y notarios de visita, Madrid 1622), 12 rs.

– yd otros dos, uno León Poesias y otro Culpa del primer peregrino (Antonio ENRÍQUEZ GÓMEZ.- La culpa del prmer peregrino, Rouan 1644), 12 rs. [11]

            Toda la dote de doña Magdalena Paredes alcanzó un valor de tasación de 6124 reales y 17 maravedis de vellón.

            Firmaron como testigos don Juan Álvarez, don Manuel Bona, álferez del Regimiento del Caballería del Príncipe y don Joaquín de Mora, sargento del mismo cuerpo.

[1] .- Archivo Histórico de Protocolos de Madrid . Protocolo = 20590, folº. 204-211. Escribano = Francisco Jazvier Ramiro.

[2] .- BARBEITO CARNEIRO, Mº.I.- Mujeres y literatura del Siglo de Oro. Espacios profanos y espacios conventuales, Madrid, ed. Del Orto, 2006.

[3] .- María Coronel y Arana , mas conocida como sor María de Jesús de Ágreda, nació en la localidad soriana de Ágreda en 1602 y falleció en 1665, en el comvento de Madres Condcepcionístas que ella había fundado en su propia casa. Escritora mística y gran defensora del dogma de la Inmcaculada Concepción, debe su fama a su obra Mystica ciudad de Dios,, publicada en Madrid en 1670, aunque mucho tiempo antes ya corría manuscrtita. La obra fue prohibida por la Inquisición y condenada por la Sorbona de París. Destacó además por su relación epistolar cion Felipe IV, que se prolongó desde 1643 a 1645, afortunadamente conservada, y que constituye un valioso documento histórico para conocer la complicada situación política española de aquellos comvulsos años.

[4] .- Cristóbak Fonseca fue un monje aguistino, nacido en la localidad toledana de Santa Olalla en 1550 y muerto en Madrid en 1621. Estudió teología en la universidad de Salamanca y fue prior del monasterio de su orden en Segovia. Escribio diversos obras de notable espiritualidad, como el Tratado del amor de Dios, Publicada en dos partes, la primera en 1592 y la segunda en 1618. La Vida de Christo Señor Nuestro, también en dos partes apareció la primera en 1596 y la segunda en 1601.

[5] .- Antonio Arbiol nació en la localidad zaragozana de Torrellas en 1651 y murió en Zaragoza en 1726. Muy joven entró como religioso en la orden franciscana, llegando a ser lector de teología en el convento franciscano de santa Matía de Jesús en Zaragoza. Fue además visitador de los conventos de Valencia y Burgos y calificador de ls Inquisición de Aragón. Por no dejar de predicar rechazó el obispado de Ciudad Rodrigo para el que le propuso Felipe V-

[6] ..- Juan de Vera Tassis y Villarroel, miembro de una ilustre familia, nació con toda probabilidad en Soria entre 1634 y 1640. Fua un famoso dramaturgo, editor de las obras de Calderón de la Barca, labor esta muy criticada por sus muchos errores y correciones. Destaca entre su producción teatral El triunfo de Judith y muerte de Holofernes, representada en 1688, en la cámara de la reina Mariana de Neoburgo, segunda esposa de Carlos II.

[7] .- Sor Juana Inés de la Cruz, la gran escritora del México colonial, nació en San Miguel Nepanta en 1648 y murió en la ciudad de México en 1695. Cultivó todos los géneros literarios, tanto la prosa, la poesía como el teatro, en este último con notabla influencia de Calderón de la Barca. Tras ser persona de confianza de la virreina, mrquesa de Macera, ingresó en la via monástica en el convento de san Jerónimo de México. Notable poetisa, destacan en ese género sus canciones, villancicos y sonetos, escritos cpn notable sensibilidad y acusado femenismo. (vid.- PAZ, O,. Sore Juana Inés de la Cruz. Las tampas de la fe, México, Fondo de Cultura Económica, 2008).

[8] .- María de Zayas y Sotomayor nació en Madrid en 1590, faleciendo en la misma ciudad hacia 1661. Sus novelas alcanzaron tan gran éxito en su tiempo que en el siglo XVIII fueron prohibidas por la Inquisición. Sus obras se caracterizan por la profundidad de los carácteres de los personajes de sus novelas y, al igual que la monja mexicana, por su defensa de la mujer.

[9] .- Rodrigo Méndez Silva naci´ço en la localidad portuguesa de Celorico de Beira en 1606 y murió en Venecia en 1670. De origen judeoconverso, fue historiador, genealogísta y geògrafo, alcanzao altos cargos cortesanos, entre ellos el de ministro del Real y Supremo Consejo de Castilla. Su obra más famosa fue el Catálogo real y genealógico de España: ascendencias y descendencias de nuestros católicos principes y monarcas, muy6 elogiada por lope de Vega, Calderón de la Barca. Agustín Moreto y Luis Vélez de Guevara.

[10] .- Sor María do Ceu nació y murió en Lisboa (1658-1713). Muy joven ingresó en el convento lisboeta de la Esperanza. Mujer culta e inteligente, al igual que sor Juana Inés de la Cruz, cultivó la poesía y el teatro. Cantó de manera admirable la brevedad de la vida, tema tan frecuentementa tratado por el arte barroco en general. Sus obras furon traducidas al castellano por fray Enrique Flórez Setién con el seudónimo de Fernando Setién Calderón de la Barca.

[11] .- Anronio Enríquez Gómez, conocido durante algún tiempo como Fernando de Zárate y Castronovo nació en Cuenca en 1601 y murió en Sevilla en 1663. Dramaturgo, novelista, poeta y tratadista político, tuvo que huir a Francia, tantom por ser acusado de criptojudaismo por la Inquisición como por haber atacado en sus escritos al conde-duque de Olivares. Sun obra más famosa es El siglo pitagórico donce mezcla lo picaresco con lo fantástico.